LOADING

Superalimentos para perros: ¿qué hay detrás?

¡Las nuevas tendencias sanas en alimentación han llegado también al mundo de los perros y revolucionado la alimentación canina!

Los superalimentos son muy ventajosos para la salud de los perros. Pueden actuar apoyando al sistema inmunitario, los nervios y el tracto gastrointestinal. Se les atribuyen también efectos eliminadores de gusanos, antivirales, antibacterianos o incluso inhibidores del cáncer.

 

Entre los llamados superalimentos se cuentan semillas autóctonas y exóticas, verduras y frutas, hierbas y aceites.

 

Los superalimentos pueden encontrarse en el herbolario, en el supermercado o incluso en la puerta de casa. Se dan en diferentes formas de dosificación, ya sea como alimento básico en latas, como complemento al alimento seco, como enriquecimiento en dietas ACBA, como batidos para perros o como ingredientes para aperitivos caseros.

Tenga en cuenta que debe empezar a optimizar el alimento del perro con prudencia, en pequeñas cantidades, por decirlo así. Si el perro tuviera problemas de salud o necesitara una alimentación especial, el propietario del animal debe consultar a un veterinario, un naturópata animal o un nutricionista.

 

Semillas

Semillas de chía

Los aztecas ya conocían el efecto positivo de las semillas de chía y alimentaban con ellas a sus animales. Y es que se ha comprobado que las semillas contienen una cantidad considerable de antioxidantes, que detienen los radicales libres, proteínas, fibra, vitaminas y minerales, con un efecto positivo en el sistema inmunitario y el metabolismo.

Los veterinarios en Canadá y los EE. UU. utilizan las supersemillas desde hace mucho para tratar enfermedades como la diabetes o enfermedades del tracto gastrointestinal en pacientes con riesgo cardíaco. El NSRI Massachusetts (EE. UU.) ha demostrado en un estudio un efecto anticoagulante, con lo que se regula el nivel de glucemia y minimizaría el riesgo de infartos y accidentes cerebrovasculares.

Además de todas las ventajas mencionadas, las semillas de chía aportan los valiosos ácidos grasos omega 3 y 6. Una porción (máx. 1 cucharada diaria en perros de 25 kg) de semillas cubre tres veces la necesidad diaria de ácidos grasos omega 3. Así, la proporción casi ideal de ácidos omega 3 y 6 repercute positivamente en el organismo del perro: se regulan la presión sanguínea y el nivel de grasa en sangre, así como la coagulación, el cerebro está mejor irrigado. No solo los deportistas se aprovechan de un mayor rendimiento, sino que también los perros mayores pueden mantenerse en forma más tiempo gracias a los superalimentos.

 

Quinua

La quinua proviene de Suramérica. Ya desde hace 6000 años, la planta de los pueblos andinos es un alimento básico vital. La quinua no es un cereal, por lo que no contiene gluten.
Así, en caso de intolerancias alimentarias, en general también puede administrarse sin problemas. La semilla inca es una buena fuente de fibra, ácido fólico, magnesio, hierro, fósforo y mucho más. Tiene un efecto positivo en los procesos gastrointestinales, la formación del feto, los nervios, el sistema inmunitario y el esqueleto. Además, es una de las pocas plantas que contiene todos los aminoácidos, lo que la corona como una importante fuente de proteína vegetal.

La quinua solo debe administrarse hervida al perro. Se hierve de forma similar al arroz, con el doble de cantidad de agua, y luego se deja cocer a fuego lento unos 10 minutos. A continuación, se retira del fuego y se deja reposar otros 10 minutos.

 

Verduras y hierbas

 

La berza es una verdura de hoja rica con superpoderes en nutrientes que solo crece aquí durante la estación invernal y que puede plantarse fácilmente en el propio jardín. La berza es rica en vitaminas A, E C y K, así como en flavonoides. Está provista de valiosos antioxidantes vegetales que ayudan al metabolismo a desintoxicar el cuerpo y a proteger el organismo frente al estrés oxidativo. Este se produce cuando los radicales libres atacan a las células corporales. Además, cuenta con propiedades antiinflamatorias.

Puesto que el perro, a diferencia de un herbívoro, no puede digerir células vegetales crudas, la berza debe hacerse puré o cocinarse al vapor. También puede utilizarse como ingrediente de un batido verde para perros.

 

El brócoli también pertenece a los superalimentos con sus propiedades protectoras del hígado, antiinflamatorias y antioxidantes y tiene un efecto estimulante en el páncreas.

 

La achicoria desintoxica el intestino, refuerza la mucosa intestinal, regula el balance hídrico y ayuda al hígado y a la vesícula biliar.

 

El hinojo no solo alivia los calambres en personas, sino que también tiene un efecto regulador en la actividad intestinal de los perros y alivia las flatulencias.

 

Las zanahorias fortalecen el corazón y la circulación, limpian el intestino y eliminan los gusanos.

 

El diente de león crece en prácticamente cualquier jardín y es muy sano. Tiene un efecto drenante, regenerativo, digestivo, calmante, antiespasmódico, desintoxicante y depurador de la sangre. Durante la temporada, recoja unas hojas de vez en cuando, hágalas puré y déselas a su perro. ¡Así de fácil y barata puede ser la alimentación canina!

 

Vaya con cuidado con el ajo. En la dosis adecuada depura la sangre, desinfecta y ralentiza el crecimiento de los tumores. A los parásitos intestinales, las pulgas y las garrapatas no les gusta el olor a ajo que desprende la piel del perro. Sin embargo, en dosis muy altas, el ajo puede destruir las células sanguíneas y provocar anemia. Pero no se asuste, un diente de ajo diario en un perro de 25 kilos no puede causar nada semejante.

 

 

Fruta

 

Los arándanos pertenecen también a los superalimentos con su efecto antiinflamatorio y antibacteriano. La baya ayuda especialmente bien al cuerpo en caso de infección urinaria.

 

El baobab puede conseguirse en polvo. Es una fruta increíble. Puede tener un efecto potenciador del crecimiento de las bacterias intestinales, pero también antioxidante, antiinflamatorio y fortalecedor de los nervios. Si la situación se vuelve estresante, puede ayudar a su perro con un delicioso batido.

 

Además de muchos tipos de fruta autóctonos como las frambuesas, las zarzamoras, las fresas y las manzanas, no debemos olvidar tampoco las exóticas bayas de goji. Ayudan a los nervios y al sistema inmune, sanean los intestinos y tienen un efecto antiinflamatorio y desintoxicante.

 

Aceites

Para una alimentación sana, los aceites juegan un papel importante.
Contienen múltiples ácidos grasos insaturados necesarios para el organismo. Los ácidos grasos saturados proporcionan energía, mientras que los insaturados fortalecen el sistema inmunitario y la formación celular y pueden reforzar positivamente el desarrollo del cerebro, repercutir en la visión y favorecer un pelaje brillante y grueso.

 

El aceite de linaza tiene un efecto antiinflamatorio y es muy valioso por sus diferentes ácidos grasos omega 3 insaturados.

 

El aceite de salmón es especialmente rico en ácidos grasos omega 3.

 

El aceite de cártamo contiene una gran cantidad de diversos ácidos grasos insaturados y es bueno para perros en caso de problemas en el pelaje o la piel.

 

Etiquetas: , ,